martes, 14 de diciembre de 2010

Síndrome del ascensor...

A todos nos ha pasado... es algo inevitable.

Síntomas, entre los más comunes:
Silencio, mirada al suelo, techos, paredes, tecla de los números.. te miras las manos, los zapatos, los zapatos de la otra persona, te das cuenta de que estas mirando sus zapatos, cosa que ya es parte de la privacidad de la persona en si!! y te pones nervioso, sacas las llaves, le das vuelta a las llaves, las vuelves a mirar.. para asegurarte de qué? garraspeas un poco... te pica la nariz o los ojos.. ah! por fin es tu parada.... Hasta luego.. Uff que largo se me hace el 8º!!

En cierto sentido es normal sentirse incomodo estando en un espacio tan pequeño y cerrado con personas extrañas...

Pero, por algún motivo cuando el que entra al ascensor es una persona entrada en edad (llamémosle Mayor) todo resulta mucho más sencillo, ellos parecen no tener tapujos en mirarte a los ojos y sacar una sonrisa, seguida de un interrogatorio sobre tu vida en cuestión de unos 25/30 segundos? Y claro, yo particularmente prefiero esa simpatía a el "síndrome del ascensor"

No es por el silencio (que entre las rasquiñas y garraspeos...) sino por esa mirada inquieta que parece no tener control y que sospechas te está mirando de reojo.. pero no te habla!!

Afortunadamente aun viven personas Mayores en mi bloque :D

3 comentarios:

beatrice De dijo...

Le parece Japonesa. Verdad ?

Araceli dijo...

Me imagino que ese síndrome tiene algo de lo que en latín llamaban "horro vacui". Quizá por eso es preferible hablar del frio que hace a quedarse callado, patidifuso y anonadado, sufriendo una subia al 8º como si fuera el mismo examen de selectividad.

Sir Arthur dijo...

las clavao¡, yo en mi bloque hay gente con la que no me hablo asi que es un silencio incomodo x2